domingo, 8 de marzo de 2009

It's NOT the economy!!!!!!!!!

Muchas veces nos quejamos, con razón hasta cierto punto, de que nuestra situación económica depende directamente de la situación económica global; pero, en realidad, estos son tiempos en los cuales Dios nos permite que aprendamos a vivir y a hacer BUEN uso de nuestro dinero. Mi ejemplo es este: yo tenía dos trabajos, además de ser suplido a través de lo ministerial y RARA vez me sobraba un poco de dinero. Ahora, estoy con un solo trabajo, del cual me descontaron 15% del sueldo, y me está sobrando mucho más dinero que cuando tenía los dos trabajos. ¿Por qué? Fidelidad a Dios permitió que Él obrara en cosas que yo, humanamente, no hubiese podido. Actualmente, estoy lejos de ser rico; pero esto muy lejos de una depresión económica por la gracia de Dios.

El Señor da sabiduría y encamina a Sus hijos a todo bien.

No hay comentarios.: