jueves, 1 de octubre de 2009

5 paradigmas que hay que aprender. . .

. . . sobre los eventos ocurridos en Puerto Rico en estos días:




  1. NADA es seguro. De hecho, hay un viejo refrán que dice: "solamente hay dos cosas seguras: la muerte y los impuestos." Pero nosotros, como pueblo, hemos sido muy ingenuos, pensando en que los gobiernos siempre habrán de brindar estabilidad y seguridad. Ya hemos visto que eso es una falacia. Y lo más. . . inverosímil es que, aun sabiendo eso y constantemente protestando por como el Gobierno local, todavía lloramos y nos descontrolamos cuando cosas así suceden. Es como el niño cuando deja de creer en Santa Claus; pero luego protesta porque en Navidad "Santa Claus no me trajo nada." Digo, algo del "left field;" pero es muy cierto. 
  2. Siempre las "mejores" ideas en la política las dan los de "abajo." ¿No han notado como nuestros ilustres políticos tienen chispetazos de ideas y creatividad cuando pierden las elecciones? Claro, cuando estaban "arriba" se genera una acefalia contagiosa. 
  3. Las luchas de poder no son de ricos contra pobres, sino de "ricos" contra "más ricos." ¿Cuál es el botín? ¿La libertad? ¿La paz? NOOOO. El botín de guerra son los presidentes muertos que unos tienen de más y otros que, aun sin faltarle, pelean para quedarse con parte del botín. Y tristemente, usan a los más necesitados a sus antojos. Por eso solamente creo en UNA PAZ: LA DE JESUCRISTO.
  4. El gran cantautor Juanes escribió: "es tiempo de cambiar." La gran pregunta es: ¿a quién le toca cambiar? Todos aquellos que votaron por un cambio, ¿estaban dispuestos a ELLOS cambiar? ¿Acaso fuimos tan inocentes en esperar que otros nos fueran a "cambiar" la calidad de vida? ¿Y dónde está NUESTRA voluntad para cambiar nuestros defectos, excesos y pecados? Si nosotros no estamos en la posición de cambiar, entonces no tenemos derecho moral para exigir lo que nosotros mismos no estamos dispuestos a hacer en nosotros mismos.
  5. cuando Puerto Rico cae en crisis emocional, se les olvida que hay gente que NUNCA ha gozado de lo "poco" que tenemos. Mientras en el continente africano y en el sudeste de Asia millones y millones se mueren de hambre y por salud por la falta de alimentos y recursos médicos, en Puerto Rico, parte del desayuno nuestro se desperdicia en lanzarlos en pancartas. Y, por favor, NO ME HABLEN DE FRUSTRACIONES CUANDO EN GRAN PARTE DEL RESTO DEL MUNDO VEMOS ESTO Y NI SIQUIERA NOS IMPORTA: 

No hay comentarios.: