sábado, 13 de junio de 2009

Cuando no hay tiempo

Muchas veces decimos que deseamos hacer X o Y cosa porque no hay tiempo que perder y eso tiene cierto razonamiento lógico; pero, ¿sabemos cuánto tiempo necesitamos o cuánto tiempo realmente tenemos disponible?

Muchas veces, cuando pretendemos hacer algo porque no creemos tener tiempo, no disfrutamos lo que hacemos ni podemos, en muchas ocasiones, hacer mejor uso de ese tiempo. Simplemente pretendemos llenar ese tiempo como si fuese una cuota de vida.

No pretendo establecer paradigmas mi mucho menos. Lo que sí sé es que nuestro tiempo es determinado solamente por Dios y cuando nosotros nos ponemos en sintonía con Él, hallaremos tiempo para todas aquellas cosas en las cuales nosotros sí debemos invertir nuestras horas, minutos y segundos. Dijo Jesús; "no se preocupen por el día de mañana, porque el mañana traerá sus propias preocupaciones. Cada día tiene sus propios problemas." (Mt. 6:34, versión PDT). Y eso no quiere decir que no busquemos planificar el futuro, sino que si el día de hoy es para planificar, se haga. Si es mañana, que mañana sea; pero enfoquémonos en lo que tenemos y disfrutemos de lo que debemos hacer, sin preocuparnos por la cantidad del tiempo, porque nuestro tiempo es una cosa; pero el kairos de Dios es donde debemos estar inmersos.

Un microblog para ti

Un muy corto blog; pero directo: "es mejor sufrir por crecer que sufrir por remorderse."