lunes, 30 de noviembre de 2009

APOSTOLADO: ANTES Y AHORA

Antes: los apóstoles eran enviados para misiones
Ahora: muchos apóstoles se autoenvían para levantar emporios


Antes: los apóstoles eran encarcelados, apedreados y hasta asesinados por las autoridades
Ahora: muchos apóstoles buscan convenios políticos con gobiernos, aunque estos sean corruptos y perseguidores


Antes: los apóstoles oraban por los gobiernos
Ahora: muchos apóstoles oran para ser EL gobierno


Antes: los apóstoles reprendían demonios y sanaban enfermos
Ahora: muchos apóstoles reprenden la sana disidencia y buscan sanar el bolsillo


Antes: el apostolado se pagaba con sangre, sudor y lágrimas
Ahora: muchos apostolados se pagan con prevendas, cemento y diezmos


Antes: el nombre "apóstol" era un privilegio
Ahora: el nombre "apóstol" es un oficio


Antes: Pablo dijo en 1 Corintios 15:9: "Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios."
Ahora: Muchos apóstoles no muestran ni una pizca de la humildad de Pablo


Pero, ¿estoy diciendo de la función apostólica no existe espiritualmente? Por supuesto que no estoy diciendo eso, porque mientras el Espíritu Santo envíe a hombres y mujeres para el servicio y la propagación del Evangelio de Jesucristo, seguirá habiendo apostolado. Lamentablemente, de un tiempo para acá, muchos hombres y mujeres han buscado apropiarse de un nombre que tiene cierto peso y aura de nobleza espiritual, como la palabra "apóstol," para, en muchos casos, sacar partido y buscar expandir SUS reinos hacia otros. ¿No han notado que básicamente casi todas las personas que usan el nombre de "apóstol" han eliminado la mención de las otras funciones ministeriales, como las de pastor, maestro y evangelista? Dicho sea de paso, la mayoría de las iglesias que están en contra del movimiento apostólico dan credenciales de esas tres funciones ministeriales. ¿Por qué hay tantos congresos apostólicos y proféticos en lugares acomodados; pero prácticamente ninguno en lugares marginados socialmente? Y esto lo confirmé con un amigo pastor y misionero peruano que me relataba de cómo muchos de los líderes de envergadura no quieren ir a esos lugares (donde el amigo está haciendo genuina labor apostólica) porque no hay "recursos" ni pastores (claro, para sembrarles sus visiones).


El apostolado bíblico es un rol de gran importancia, el cual mantengo que sigue en función; sin embargo, el apostolado moderno, en muchos de los casos, refleja más un deseo de fama, renombre y poder.